Soundcloud - Audios

miércoles, 11 de octubre de 2017

Excursión - Zárate

Decidimos ir a Zárate, ciudad ubicada a 90km en la provincia de Buenos Aires. La idea surgió principalmente basada en lo que podía ocurrir en el puente Zárate Brazo Largo y sus alrededores pero cuando llegamos descubrimos muchas otras cosas. Tuvimos la chance de ir en auto por lo que pudimos recorrer bastante de la ciudad. Pasamos por la costa, una de las zonas más turísitcas y ciudadas, donde la gente va a pescar y sale a correr. Tiene bicisendas tambien para aquello que eligen la bici. De ahi seguimos nuestro recorrido y nos encontramos con el Club Atlético Paraná, un club más social que deportivo, muy venido a menos. El club era un lugar muy interesante para registrar y resultaba increible que un lugar asi se mantenga en pie. Al ser lunes a la mañana, estaba practicamente vacío.







De ahí seguimos explorando y nos volvimos a topar con otro club, el Club Atlético Belgrano, un club de futbol amateur que estaba realizando numerosas reformas. De mejor infraestructura que el Club Atlético Paraná, el Club Belgrano estaba capacitado para recibir espectadores pero aun así conservaba detalles muy particulares, como lo era la salida de emergencia con candado. En este club nos pasaron el dato que ese mismo día a la tarde se iba a disputar un partido del campeonato Primera C, el cual es la tercera división de los torneos AFA.





Luego decidimos ir al camping Las Tejas, ubicado abajo del puente Zárate Brazo Largo. Este particular camping venido a menos consta de un barco encallado en la orilla. Entre otras cosas, tiene servicio de toboganes acuáticos, jet ski y animales. Tratamos de acceder a las habitaciones pero nos nos dejaron, por lo que nos limitamos a registrar la zona. Era un lugar muy particular y muy rico de potenciales situaciones. Al ser lunes al mediodía, no había mucha gente por lo que tampoco hicimos mucha fuerza por entrar dentro de las habitaciones. Los fines de semana debe ser un verdadero zoológico.





Terminado la hora de almuerzo, fuimos al partido de futbol que se jugaba en el Club Atlético Defensores Unidos de Zárate. La situación era de por sí increible. Un lunes a las 4 de la tarde, los vecinos dejan todo y se van a tomar vino y alentar al equipo de sus amores (algunos pocos) o simplemente ir a pasar el tiempo. La entrada para la popular salía 50 pesos, pero como el partido ya había arrancado, nos abrieron el portón y pudimos entrar gratis. Nos acomodamos en la popular, al principio un poco cautelosos. Saltábamos y movíamos los labios para tratar de mimetizarnos con el ambiente que se presenciaba.
Una vez registrado ese momento y pasado el partido, fuimos a dar una vuelta por otra parte de la costa, donde hay bares y la gente sale a caminar cuando sale el sol.





Al no conocer Zárate al principio la sorpresa nos jugó un poco en contra ya que empezamos a pensar que también podríamos haber ido el fin de semana cuando seguramente cambiaba completamente. También es verdad que no conocer e ir enterándote las cosas ahí tiene su magia. Nosotros habíamos contemplado la chance de hacer un recorrido por el futbol amateur y semi profesional en distintos pueblos y ver que es este fenómeno para ellos pero cuando fuimos a Zárate descartamos esa idea y fuimos a buscar otras cosas. Al llegar ahí y encontrarnos con tantos clubes decidimos volver a considerar esa idea previa. Creo que Zárate tiene unas locaciones increíbles, que se prestan para todo y ofrece lugares espectaculares. Eso es lo que más me llevo de esta excursión. A lo mejor con un scouting previo, se podrían haber aprovechado un poco mejor los lugares. La situación de registrar lo que pasaba nos dificultó un poco cuando queríamos tener planos más cuidados. Utilizamos un shoulder, lo que nos ayudó bastante.
La experiencia estuvo interesante y creo que tenemos buenos momentos registrados. Querríamos ir de nuevo pero ahora sabiendo todo esto y quedándonos mucho mas tiempo.

(El registro con cámara analógica va a estar listo mañana a la mañana por lo que lo llevo directo al práctico, junto con la bitátora y la bolsa)



miércoles, 27 de septiembre de 2017

Surrealismo 3d - Entrega - Proyecto Transposición

Para este proyecto decidimos ahondar la animación 3D y darle un estilo mas surrealista a algo que se prestaba para esto. Para eso usamos el programa Cinema 4D, y pasada la etapa de laboratorio, decidimos crear este mundo surrealista que el espectador (en una cámara subjetiva) recorre. Este mundo tiene como característica una variedad de texturas y tamaños, junto a elementos que se mueven y dan lugar a otros. Además compusimos unos acordes de piano que se repiten creando la banda sonora de la pieza. Con la música la idea también fue no generar un determinado patrón y por eso sigue una estructura arrítmica.
En cuanto a este proyecto, me pareció interesante abordar la animación algo que era totalmente ajeno para mí. Estuvo bueno tener un pantallazo general de las distintas técnicas que nos permitiera elegir la que queramos. Decidimos abordar la animación 3D por la capacidad que nos daba el software para elegir todo como queríamos, cosa que a veces también se tornaba una complicación.
La experiencia estuvo copada, probando distintas cosas y viendo como tratar de mantener la atención en aquello que está pasando sin que se vuelva un caos. Me llevo de este proyecto el sentido de ir planeando un poco todo antes de hacerlo que aunque ya lo sabia de mi experiencia en distintos rodajes, acá en la animación se agudiza aún mas porque todo tiene un nivel de decisión alto y cada paso que se da es mucho tiempo y dedicación. Creo que aprendimos más de lo que pudimos poner en práctica por lo que no creo que sea el mejor resultado al que aspirábamos pero aún así en el global se pudo armar una pieza interesante.





Compañeros:
Juan Ignacio Migliardo
Eugenie Chereau
Valentina Kunin






Proceso:















miércoles, 16 de agosto de 2017

miércoles, 12 de julio de 2017

Encuentro entre un nene y una nena

Concluido el tp, creo que la pieza fue mutando junto a nuestras ideas. Con respecto a la pre-entrega corregimos algunas tomas que tenían errores técnicos y las reemplazamos. Además trabajamos más el sonido para poder marcar una diferencia entre los momentos ''normales'' y los momentos en los que la otredad se apresenta. 
En cuanto a la pieza, comenzamos metiendo la cámara en la heladera como una pura experimentación para luego encontrar aquello que queríamos contar. Nos gustaba la idea de contar algo tan simple como un encuentro entre un nene y una nena (esta 'situación') ya que detrás de toda la simpleza que puede suponer este acontecimiento, se esconde un flujo de emociones que por lo general se manifiesta con una mezcla entre torpe timidez y curiosidad. Tratamos de transmitirle ésto a nuestros jóvenes actores. Queríamos además dar una vuelta de tuerca a este encuentro y que tomara cierta orientación surrealista y sobrenatural gracias a que esta heladera se transformaba en un especia de portal que permitía un encuentro fortuito. Creo que a lo que más nos enfocamos fue en ver que estrategia íbamos a usar para contar esto de la manera que mejor sirviera
Nos parecía copado el punto de vista dentro de la heladera porque nos permitía contar el espacio y además interpelar directamente al personaje. Además otorga al espectador una posición de privilegio delante de la escena. Decidimos también que la entrada a la heladera se introduzca con un travelling que lentamente va acompañando al personaje sin anticiparnos nada pero a su vez desencadenando lo obvio generando algo de suspenso. Creo que un punto fuerte fue la elección de hacer un montaje paralelo, comparando ambos personajes y generando un vínculo a priori, sumado a la nota de bajo que acompaña los cortes. La introducción de la luz verde como desencadenante de lo sobrenatural lo pusimos de modo que también se vea una imagen extraña, con tonos piel poco verosímiles y tratando de salir de ese lugar ''cocina''.
Tratamos de lograr una fotografía solida y que sume además de no restar. Las escenas del nene a lo mejor están un poco mejor logradas técnicamente. Propusimos una luz mas cálida y con mucho relleno gracias a prender todas las luces de la locación sumado a un velador dentro de la heladera para que la cara del nene no quede oscura. Para la nena buscamos otra estética, que aunque quede mucho más rústica y menos cuidada, creo que se logra marcar una diferencia notoria. Cambiamos por una luz más fría y un ambiente menos iluminado. Con respecto al final, buscamos este encuentro a través de un plano/contraplano. Esta decisión también se basa en las ganas de querer generar cierta expectativa. Además buscamos cierta correspondencia entre los colores que jugaban en este momento y a la luz verde que predomina se le contrapone su complementario, el rojo (en el telón). Nos hubiese gustado que tanto la nena como el nene, en la secuencia final, quedaran con el mismo contraste en la cara. Al grabarlo en días diferentes fue un detalle que se nos pasó. No obstante grabamos de nuevo al nene con el fin de conseguir esta luz mas pareja y aunque lo logramos, nos parecía que estéticamente quedaba mucho peor.
Por último, considero que sin ser algo muy pretencioso quedó una buena pieza audiovisual que logra hacer de algo banal algo un poco más interesante.

miércoles, 21 de junio de 2017

TP situación


Retomamos la idea de la heladera pero vamos a ampliarla. El segundo personaje va a ser una nena que también va pasar por estos momentos con la heladera y va a hacer lo mismo que el nene. Al final, se van a encontrar. En estos días vamos a filmar y subir lo que falta.



Excursión - Zárate

Decidimos ir a Zárate, ciudad ubicada a 90km en la provincia de Buenos Aires. La idea surgió principalmente basada en lo que podía ocurrir e...